Las reformas a la Ley especial para ejercer el voto desde el exterior que fueron aprobados el 6 de febrero por la Asamblea Legislativa, fueron vetada por el presidente de la Republica Nayib Bukele.

Bukele se pronunció en su cuenta oficial de Twitter, donde calificó la reforma como “adefesio jurídico que incumple la Constitución» por esa razón a decidió vetarlo.

Según Bukele, la reforma “no reconoce el derecho al sufragio pasivo de los ciudadanos”, además que “los criterios establecidos para determinar el arraigo para las elecciones municipales son excluyentes para los nacidos en nuestro país que no los puedan cumplir”, en dicho documento también exponía que “persisten en la ausencia de regulación de la circunscripción en elecciones legislativas para salvadoreños no nacidos en El Salvador”, que “utilizan un total diferente criterio para definir circunscripción electoral en elecciones legislativas y municipales, sin justificación” y que “pretende hacer el voto engorroso y prácticamente imposible, lo cual es un burdo intento de negar (de facto) el derecho fundamental y constitucional de nuestra diáspora al voto”.

Este es el segundo veto a dichas reformas, el primero ocurrió en enero del presente año, cuando freno las reformas que permitían que los salvadoreños en el extranjero participen en elecciones presidenciales y legislativas.En esa ocasión dijo que era inconstitucional porque impedía el voto para elegir Concejos Municipales.