Los diputados de la Asamblea Legislativa mostraron su interés por el bienestar del pueblo, esta vez aprobando una Ley de Reconciliación que en criterio cumple con la sentencia de la Sala de lo Constitucional, aunque solo es una ley disfrazada que lo único que busca es proteger a los criminales que cometieron delitos en el conflicto armado.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ), ordenó a la Asamblea Legislativa que elaborara antes de julio de 2019 una nueva Ley de Reconciliación Nacional que garantizara la verdad, la justicia y las reparaciones y que ofreciera garantías de que esos delitos no se repetirán.

ayer fue aprobada con 44 votos a favor, la cual ha sido fuertemente criticada por varias organizaciones sociales ya que no se consulto con las victimas, ni con las organizaciones activista.

El Presidente de la República, Nayib Bukele anunció que la vetará ya que no cumple con una sentencia de la (CSJ) y que lo único que busca dejar sin responsabilidad penal y civil a los criminales de lesa humanidad y de guerra. «Una verdadera ley de reconciliación, no puede ser una ley de amnistía disfrazada. La Asamblea debe legislar, respetando los derechos fundamentales de las víctimas del conflicto armado y cumplir con los convenios internacionales firmados por nuestro país», en un post vía Twitter.