El obispo de emérito de la Diócesis de Chalatenango, monseñor Eduardo Alas Alfaro, murió a las 2:06 de la madrugada de este jueves, informó el arzobispado de San Salvador, tras un legado de alrededor de 43 años de vida sacerdotal.

La Arquidiócesis de San Salvador, a través de sus redes sociales, expresó su cercanía espiritual a la familia y feligresía de la comunidad de Chalatenango, al mismmo tiempo que, informó que la Misa Exequial se realizará el próximo sábado 29 de febrero a las 10:00 de la mañana.

La semana pasada, la Asamblea Legislativa autorizó que al ocurrir el fallecimiento del sacerdote Eduardo Antonio Alas Alfaro sus restos sean inhumados en la Catedral de la ciudad de Chalatenango, departamento del mismo nombre. La petición se realizó ya que el obispo se encontraba muy delicado de salud por lo que manifestó su deseo que sus restos sean sepultados en la Catedral de Chalatenango, lo que fue bien recibido por su feligresía.

Alas Alfaro fue nombrado obispo de la Diócesis de Chalatenango el 30 de diciembre de 1987 y ordenado obispo el 27 de febrero de 1988.