• Entre 2,000 a 3,000 personas cruzan a diario la frontera El Amatillo, en La Unión, para ingresar al territorio salvadoreño y es uno de los puestos fronterizos más transitados; por ello, las autoridades de Salud verificaron anoche la aplicación de los controles sanitarios que se están ejecutando como parte de las medidas para prevenir el coronavirus en el país.

 

El viceministro de Operaciones del Ministerio de Salud (Minsal), Francisco Alabí, llegó anoche a dicha frontera terrestre para corroborar la puesta en marcha de las acciones en busca de mantener control en el ingreso de viajeros al país y detectar posibles casos sospechosos del nuevo virus.

“Hemos venido a redoblar esfuerzos. Todo lo hemos enfocado a garantizar a la población salvadoreño que se van a tener los controles en los puntos fronterizos”, dijo el funcionario en declaraciones a medios.

 

Además según el viceministro, en esta frontera se están realizando chequeos “rigurosos” a viajeros que vienen en excursiones desde otros países de Centroamérica, especialmente de Costa Rica, donde ya se registran 13 casos confirmados de coronavirus y 179 sospechosos. Pasajeros y tripulantes son sometidos a los controles, que consisten en toma de la temperatura para determinar si presentan algún síntoma o no.

«Es importante que las Oficinas Sanitarias Internacionales continúen haciendo los esfuerzos, continúen con todas las acciones que el Reglamento Sanitario Internacional establece, para garantizar a la población salvadoreña que todos los puntos fronterizos, sean aéreos, terrestres o marítimos están siendo evaluados por nuestros especialistas», manifestó, a la vez pidió a las personas que llegan al país que si presentan sintomatología no lo oculten y lo informen.

Asimismo, Alabí señaló que actualmente se “están haciendo intervenciones que nunca antes se habían hecho en el país”, con el objetivo de garantizarle a la población que este gobierno está preparado ante la llegada de la enfermedad, que a la fecha no ha sido detectada en el país.

La epidemióloga de la región oriental de Salud de apoyo en la Oficina Sanitaria Internacional (OSI) informó que personal de salud de Honduras ha venido a capacitarse a El Salvador, «gracias al cumplimiento del Reglamento Sanitario Internacional» que ha demostrado tener el país.