Por Elder Gómez

Un grupo de siete alcades hondureños arribó el lunes, a El Salvador, para participar, este martes, en una reunión con el Ministro de Salud, Francisco Alabí, para gestionar vacunas contra el COVID-19 para sus municipios.

«Traemos un saludo de agradecimiento y un sentimiento de gratitud del pueblo de Honduras, hacia un pueblo hermano, como (es) el pueblo salvadoreño y a su gobierno», declaró el edil de Ojojona, en el departamento de Francisco Morazán, José Armando Andino, a su llegada al puesto fronterizo El Amatillo, en el oriental departamento salvadoreño de La Unión.

«Hemos dicho que no hemos traspasado la frontera, lo que estamos haciendo es visitar nuestra segunda casa, que se llama El Salvador», dijo, por su parte, el alcalde de San José de Colima, en el departamento de Santa Bárbara, Amado de Jesús Hernández.

Los alcades hondureños hicieron circular, el fin de semana, en redes sociales, un spot en el que solicitaban ayuda al presidente salvadoreño, Nayib Bukele, para que les done vacunas contra el COVID-19, a lo que el gobernante respondió de inmediato.

«Díganles (a los ediles) que el Ministro de Salud de El Salvador, Francisco Alabí, los recibirá este martes, a las 2 pm», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Bukele aclaró que la donación de vacunas a los ediles del vecino país, «no afectará en lo absoluto el ritmo de vacunación en El Salvador», donde más de un millón de personas han sido inoculadas contra el Coronavirus.

«Nuestro país los ayudará con vacunas contra el COVID-19 para inmunizar a la población con mayor riesgo de sus municipios», reiteró el mandatario salvadoreño.

Los alcades hondureños representan a siete municipios de los departamentos de Olancho, Santa Bárbara y Francisco Morazán.

El gobierno de Bukele también ha enviado ayuda médica a Costa Rica, para combatir la mortífera enfermedad respiratoria.