Como parte del Plan Control Territorial, el Gobierno salvadoreño no solo apuesta por la reducción de crímenes, sino también por la prevención de la violencia a través de la creación de polos de oportunidades donde niños y jóvenes puedan prender diferentes ramas del arte, así como entretenerse con actividades lúdicas que mejoren la dinámica de convivencia en las comunidades con alta vulnerabilidad.

Por ello, el Gobierno tiene proyectado construir 64 Centros Urbanos de Bienestar y Oportunidades (CUBO) en zonas con mayor riesgo social a escala nacional. El director de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín, destacó que la Asamblea Legislativa haya aprobado el crédito de $91 millones que incluye la construcción de estos espacios, luego de dos años de bloqueo por parte de exlegisladores.

También se incluyen los tres Institutos Técnicos Digitales (ITD) en zonas donde se han cerrado igual cantidad de centros penales. “Nuestro Presidente, Nayib Bukele, planea que los Institutos Técnicos Digitales sean estructuras de primer mundo, las cuales se construirán en los recintos penitenciarios recién clausurados: Metapán, La Unión y Sonsonate. Incluirán tres áreas: informática, estudios multimedia y robótica, beneficiando a 200 mil jóvenes por cada ITD que se construya en el país”, detalló el funcionario.

Con el Gobierno de la República, sectores de la población que por años estuvieron excluidos de las políticas públicas ahora tienen la oportunidad y los espacios dignos para expresar y canalizar sus potencialidades, al tiempo que se alejan de toda manifestación de violencia.